Tratamiento del agua de la piscina de obra

El agua de la piscina de obra es un elemento fundamental a la hora de disfrutar de un baño seguro y agradable. Es por ello que es importante llevar a cabo un tratamiento adecuado de la misma, siguiendo las recomendaciones de los fabricantes y las normativas en vigor.

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta el agua de la piscina es la acumulación de impurezas y la proliferación de microorganismos. Para evitar estos problemas es necesario utilizar productos químicos específicos, como el cloro y el bromo, que ayudan a mantener el agua limpia y libre de bacterias y virus. Además, es importante realizar una filtración adecuada para eliminar las impurezas y mantener el agua cristalina.

Tipos de depuradoras

Existen diferentes tipos de depuradoras en el mercado, cada una de ellas diseñada para adaptarse a las necesidades de cada piscina. Algunos de los tipos más comunes son:

  • Depuradoras de arena: utilizan arena como filtro y son adecuadas para piscinas de tamaño mediano y grande.
  • Depuradoras de cartucho: utilizan un cartucho de filtro reutilizable y son adecuadas para piscinas pequeñas y de uso ocasional.
  • Depuradoras de diatomeas: utilizan una capa fina de polvo de diatomeas para eliminar las impurezas y son adecuadas para piscinas de tamaño mediano y grande.

En general, se recomienda instalar una depuradora de arena o de diatomeas en una piscina de hormigón. Ambas son eficaces para eliminar las impurezas y mantener el agua limpia, y suelen ser duraderas y fáciles de mantener.

Mantenimiento del tratamiento del agua

El mantenimiento del tratamiento del agua es fundamental para garantizar la calidad del agua y evitar posibles problemas de salud. Para ello, es importante llevar a cabo un control regular de los parámetros clave, como el pH, el cloro y el bromo. Estos valores deben mantenerse dentro de los límites recomendados para garantizar la efectividad de los productos químicos y la salud de los bañistas.

Además, es importante realizar una limpieza regular de la piscina y de los elementos de filtración, como el cartucho o la arena, para evitar el acumulación de impurezas y garantizar un rendimiento óptimo.

Elegir la depuradora adecuada

Para elegir la depuradora adecuada para tu piscina de hormigón es necesario tener en cuenta varios factores, como el tamaño de la piscina, el uso que se le va a dar y el presupuesto disponible. En general, se recomienda instalar una depuradora de arena o de diatomeas para piscinas de tamaño mediano o grande, ya que son duraderas y eficaces para eliminar las impurezas. Si tienes una piscina pequeña o de uso ocasional, una depuradora de cartucho puede ser una buena opción.

En cualquier caso, es importante seguir las recomendaciones del fabricante y contratar a profesionales cualificados para la instalación y el mantenimiento de la depuradora.

Empresa de construcción de piscinas de hormigón proyectado gunitado

Si estás buscando una empresa de confianza para construir tu piscina de hormigón proyectado gunitado, no dudes en contactarnos. Nuestro equipo de profesionales se encargará de todo el proceso, desde el diseño hasta la finalización de la obra, para garantizar un resultado óptimo y duradero.

Otros aspectos a tener en cuenta

Además de los aspectos mencionados anteriormente, hay otras cosas a tener en cuenta a la hora de tratar el agua de la piscina de obra y elegir la depuradora adecuada:

  • La ubicación de la piscina: si la piscina está en una zona con agua dura o con altos niveles de calcio, es posible que sea necesario utilizar productos específicos para evitar el encalado o la formación de manchas en la piscina.
  • El tipo de agua: en algunos casos, el agua de la red puede no ser apta para el uso en piscinas. En ese caso, es posible que sea necesario utilizar agua tratada específicamente para piscinas o instalar un sistema de tratamiento de agua.
  • El tamaño y el uso de la piscina: es importante elegir una depuradora con un caudal adecuado para el tamaño de la piscina y el uso que se le vaya a dar. Si la piscina es de uso intensivo, es posible que sea necesario instalar una depuradora de mayor caudal o con un sistema de filtración más potente.

Mantenimiento de la piscina

El mantenimiento de la piscina es fundamental para garantizar su durabilidad y el disfrute de sus bañistas. Además de llevar a cabo un tratamiento adecuado del agua y una correcta filtración, es importante realizar tareas de mantenimiento periódicas, como la limpieza de la piscina y de los elementos de filtración, la revisión de la instalación eléctrica y la reparación de cualquier desperfecto que pueda aparecer.

En caso de duda o de necesitar asesoramiento, no dudes en contactar con nuestro equipo de profesionales. Estaremos encantados de ayudarte a mantener tu piscina en perfectas condiciones y a disfrutar de ella al máximo.