Construir una piscina de hormigón gunitado a principios de año

Aunque pueda parecer una tarea complicada, construir una piscina de hormigón gunitado es un proyecto que se puede realizar en unos pocos meses, siempre y cuando se planifique con tiempo y se cuente con profesionales cualificados. Una buena idea es comenzar a planificar la construcción de la piscina a principios de año, para poder disfrutar de ella durante el verano.

¿Por qué es mejor construir la piscina a principios de año?

Aunque es posible construir una piscina en cualquier época del año, hay varias razones por las que puede ser más conveniente hacerlo a principios de año:

  • El tiempo suele ser más fresco y menos caluroso, lo que hace que el proceso de construcción sea más agradable para los trabajadores y para las personas que viven en la casa.
  • Es más fácil conseguir citas con profesionales y contratar a la empresa constructor en este momento del año, ya que no suelen estar tan ocupados como en plena temporada alta.
  • Se puede aprovechar el invierno para finalizar cualquier tarea pendiente y dejar la piscina lista para cuando llegue el buen tiempo.

Pasos a seguir para construir una piscina de hormigón gunitado

Si quieres construir una piscina de hormigón gunitado, estos son los pasos que debes seguir:

  1. Define el presupuesto y elige el tipo de piscina que quieres. Hay muchas opciones disponibles, como piscinas de obra, prefabricadas o hinchables. Cada una tiene sus propias ventajas y desventajas, así que es importante elegir la que mejor se adapte a tus necesidades y a tu presupuesto.
  2. Elige una empresa constructora y consigue un presupuesto detallado. Asegúrate de que la empresa tenga una buena reputación y de que cuente con profesionales cualificados.
  • Obtén los permisos necesarios y asegúrate de cumplir con todas las regulaciones y normativas locales. Esto es especialmente importante si vives en una zona con restricciones de agua o si tienes que hacer cambios significativos en tu casa para instalar la piscina.
  • Prepara el terreno y realiza cualquier trabajo de excavación necesario. Esto puede incluir la eliminación de árboles, arbustos o rocas, o la nivelación del suelo.
  • Coloca los refuerzos de acero y realiza el vaciado del hormigón. Esta es la parte más importante del proceso, ya que el hormigón es el elemento que da forma y soporte a la piscina. Asegúrate de que el hormigón se vuelque y se nivele correctamente para evitar problemas más adelante.
  • Deja que el hormigón se cure durante varios días antes de proceder con cualquier otra tarea. Es importante seguir las recomendaciones del fabricante en cuanto al tiempo de curado y a cualquier otra medida de precaución.
  • Añade cualquier elemento adicional, como una escalera o una barandilla, y coloca el revestimiento de la piscina. Hay muchas opciones disponibles, como azulejos, fibra de vidrio o laminado de PVC.
  • Instala los sistemas de filtración y calefacción, y añade cualquier otro accesorio que quieras, como luces o una cascada.
  • Llena la piscina con agua y deja que se estabilice durante unos días antes de usarla. Asegúrate de mantenerla limpia y de seguir las recomendaciones del fabricante en cuanto al uso y el cuidado de la piscina.
  • Disfruta de tu nueva piscina

    Con un poco de planificación y la ayuda de profesionales cualificados, construir una piscina de hormigón gunitado es un proyecto relativamente sencillo. Una vez que hayas completado todos los pasos necesarios, podrás disfrutar de tu nueva piscina durante todo el verano y muchos años más.

    Cosas a tener en cuenta

    Aunque construir una piscina de hormigón gunitado es un proyecto relativamente sencillo, hay algunas cosas que debes tener en cuenta para asegurarte de que todo sale según lo previsto:

    • Asegúrate de contratar a una empresa constructora cualificada y de confiar. Una empresa con experiencia y buenas referencias te asegurará un trabajo de calidad y te ayudará a evitar problemas a largo plazo.
    • Sigue todas las regulaciones y normativas locales. Si no cumples con las regulaciones, podrías enfrentarte a multas o incluso a la demolición de la piscina.
    • Asegúrate de tener suficiente presupuesto para completar el proyecto. La construcción de una piscina puede ser costosa, por lo que es importante tener una cantidad suficiente de dinero para cubrir todos los gastos.
    • Considera los costos de mantenimiento a largo plazo. Una piscina requiere un mantenimiento regular para mantenerla en buenas condiciones, así que asegúrate de tener en cuenta estos costos a la hora de planificar el proyecto.

    Construir una piscina de hormigón gunitado es un proyecto relativamente sencillo que puede añadir mucho valor a tu propiedad y proporcionar un lugar agradable para relajarse y disfrutar del buen tiempo. Con un poco de planificación y la ayuda de profesionales cualificados, podrás disfrutar de tu nueva piscina durante muchos años.