Altura de los retornos en una piscina

Los retornos en una piscina son un elemento importante a tener en cuenta durante la construcción o renovación de una piscina. Se trata de una especie de orificio o toma de agua situada en la pared de la piscina que permite el retorno del agua al sistema de filtración y circulación. Pero, ¿a qué altura van los retornos en una piscina?

En general, la altura de los retornos en una piscina suele estar situada a una altura comprendida entre los 50 y 100 centímetros del suelo. Sin embargo, esta altura puede variar en función del tipo de piscina y de sus características específicas.

Por ejemplo, en el caso de las piscinas infantiles o de uso lúdico, los retornos suelen instalarse a una altura más baja para evitar que los niños o personas de pequeña estatura se puedan ahogar accidentalmente.

Importancia de la altura de los retornos

La altura de los retornos es un factor importante a tener en cuenta ya que influye directamente en el rendimiento y funcionamiento del sistema de filtración de la piscina.

Si la altura de los retornos es demasiado baja, el caudal de agua que retorna al sistema puede ser insuficiente para garantizar una adecuada circulación y filtración del agua. Por el contrario, si la altura de los retornos es demasiado alta, el caudal de agua puede ser excesivo y generar una sobrecarga en el sistema de filtración.

Por ello, es importante que la altura de los retornos se ajuste correctamente para garantizar un adecuado funcionamiento del sistema de filtración de la piscina.

Para ello, se recomienda contar con un profesional cualificado que realice el diseño y la instalación de los retornos de acuerdo a las características y necesidades de cada piscina.